WWW.LOVESTOREINN.COM.MX


| Recomienda esta página |

Metrosexual

¿A qué te suena la palabra metrosexual? No tiene nada que ver con la «virilidad» de los hombres. Metrosexual viene de «metro» que se refiere a que son hombres que se concentran en las áreas metropolitanas, y «sexuales» porque aprovechan su lado femenino sin ningún problema. Es una nueva clase de hombres que están haciendo estragos entre los corazones femeninos y algunos masculinos, también.



Los Metrosexuales son hombres heterosexuales que exploran su lado femenino sin ningún tipo de miedo a perder su masculinidad. A pesar de que muchas personas los consideran homosexuales, la finalidad de este estilo es totalmente opuesta, lo que pretenden es seducir a la mujer y, la verdad, lo tiene bastante fácil.

 

Características principales

Un metrosexual entiende de cosméticos, de moda y de las últimas tendencias en belleza. Se les conoce por cuidar mucho su imagen: el cutis, la piel, el peso,…

Son asiduos a los centros de belleza donde se tiñen el pelo, se hacen la manicura y la pedicura o se depilan. Todo lo que las mujeres llevan haciendo desde años.

Están entre los 25 y 40 años de edad, son guapos, elegantes y cuidadosos. Les encanta cocinar y le ponen mucha atención a la comida, las calorías, lo más sano... Son tiernos y cariñosos, pero también muy apasionados, se permiten llorar cuando es necesario y no les importa que les vean.

La palabra "metrosexual" fue inventada en Inglaterra por Mark Simpson en 1994. Define al "nuevo hombre" del siglo XXI. Básicamente este nuevo varón es un "narcisista" que está "saliendo del closet". El metrosexual es un tipo con dinero, que vive en la metrópolis, que le gusta vestirse con ropa ruidosa, se pinta las uñas, se cuida la piel, usa cremas y se pinta el pelo. 

La metrosexualidad no sólo está predeterminado para los heterosexuales, sino también para los homosexuales y bisexuales que pueden encajar en el parámetro de metrosexual, aunque eso no interesa. Lo que interesa es que el tipo se "gusta" a sí mismo y lo importante es que no tiene miedo en hacerlo saber. En general se pasan mucho tiempo delante del espejo. 

Lo que ocurre aquí, es que Mark Simpson inventó un nombre para definir algo que ha existido durante mucho tiempo, pero que ahora se está haciendo más común.  Hombres que no tienen vergüenza en pintarse las uñas o el pelo ni usar cremas para la cara ni  vestirse usando ropa de colores que han sido tradicionalmente femeninas.  A pesar de que esto, todos sabemos que ha existido siempre, de alguna manera ahora parece ser que muchos se sienten "liberados" de la imagen de "macho" que ha caracterizado al varón por siglos.  Este nuevo varón posiblemente esté en contacto con su parte femenina y no tiene miedo en exteriorizarlo.  El otro día cuando conecté con Internet, en la primera pantalla donde salen todas las noticias y comentarios había una pregunta que decía: Are you a Metrosexual?

Su máximo representante es el futbolista inglés David Beckham, quien pese a pintarse las uñas, teñirse el pelo (es hijo de una peluquera) y hasta posar para revistas gays, hace suspirar a las féminas de todo el planeta dejando en claro su masculinidad.

“Si bien algunos metrosexuales prefieren privarse de algunas tendencias por miedo a que los demás sospechen que son gays, como ir a la manicura o usar colores brillantes, otros se apropian conscientemente de la cultura gay como un recurso para diferenciarse del montón de hombres grises. El hecho de que haya otros hombres que cuestionen su sexualidad es, incluso, parte de un juego que les gusta jugar”, explica el “New York Times”.

 

Les gustan las mujeres, pero adoptan parte de la estética gay

Son aquellos a quienes decididamente les gustan las mujeres, pero, al mismo tiempo, son grandes consumidores de cosméticos, revistas de diseño y ropa de moda, características que a más de uno le hacen dudar de su orientación sexual. Y es ahí donde está una de las características más distintivas de estos “nuevos hombres”: a la mayoría les da exactamente lo mismo que piensen que son homosexuales.

Un ejemplo: el futbolista David Beckham, quien se pinta las uñas, se hace trencitas en el pelo y posa para revistas gays, sin renunciar a su perfil heterosexual. Algunas características claras hasta el momento: usan jeans de marca, se interesan por el diseño de interiores, cocinan, hacen yoga. Tampoco le hacen asco a la cirugía estética, tienen buenos modales, distinguen una sábana de buena calidad de una que no lo es, saben qué está "in" y son sensibles.

Según los hallazgos de Euro RSCG, el objetivo de todos los afanes de los metrosexuales es, finalmente, seducir a las mujeres, “cosa que suelen lograr”.

El problema surge para los gays, sostiene el diario y cita al actor homosexual Peter Paige, de la serie “Queer as Folk”, quien se queja de que cada vez es más difícil distinguir entre heterosexuales y homosexuales. Sólo lo consuela que los metrosexuales no son violentos y recalca que “antes, cuando te confundías y le decías gay a alguien hetero, eras candidato seguro a un puñete. Ahora te dicen: Lo siento, soy heterosexual, pero gracias por el piropo”.

 

 

Recomienda ésta página a un amigo
Todos los Campos son Obligatorios
Email de tu Amigo:
Nombre de tu Amigo:
Tu Nombre:
Reescribe el Código: 2100 <- Código de Seguridad

Página Principal  |  Contáctenos  | Aviso Legal sobre los Artículos  |  LoveStore Inn© Todos los Derechos Reservados