WWW.LOVESTOREINN.COM.MX


| Recomienda esta página |
Sexo Oral, Lo que a Ellas y a Ellos les Gusta

Ellas y Ellos nos explican lo que les gusta en el sexo oral


Consideramos que leer este artículo puede ser un ejercicio altamente enriquecedor a la hora de aprender y/o confirmar maneras más placenteras de satisfacer y satisfacernos a nosotros mismos en el terreno sexual.

Al fin y al cabo, ¿Existe mayor placer sexual que percibir el disfrute del otro?

 

Ellas

"Estimulación oral de los genitales femeninos".

El diccionario es sin duda una herramienta extremadamente útil en ocasiones. No es sin embargo esta una de esas ocasiones.

Con la definición de "cunnilingus" pasa como con la de "cocinar", que al leerla te haces una idea de como debe ser eso de cocinar pero que en realidad, sólo con esta general definición jamás podrías llegar a preparar un plato más bien apetitivo.


Si recurrimos a los manuales sobre sexualidad, encontraremos mejores indicaciones sobre la realización de esta práctica. Pero una vez más la generalidad será la norma. A pesar de poder conocer lo que teóricamente es más efectivo en el arte de hacer disfrutar a tu pareja sexual, la sensación es que en numerosas ocasiones, teoría y realidad práctica tienen poco que ver.

Por si esto no fuera suficiente, en cuestiones sexuales es conocida la existencia de una norma fundamental, y es la de preguntar a tu pareja; ya que las diferencias individuales pueden llegar a ser abismales. Visto esto, entendemos la generalidad con la que los manuales de sexualidad describen la técnica.


Para solventar este problema, y conscientes de que a menudo la vergüenza y el miedo a parecer inexperto pueden con la necesidad de obtener información, hemos decidido ahorraros este mal trago, con lo que hemos sido nosotros quienes les hemos preguntado a ellas, como prefieren recibir un "cunnilingus".


A continuación encontraréis una selección de testimonios de chicas homo y heterosexuales, que nos cuentan con detalle como les gusta disfrutar del sexo oral. ¡Tomen nota!

Georgina

"yo diría que no tiene que estar premeditado es decir, mientras estás disfrutando del sexo, en un momento que no te lo esperes, tu pareja sexual empieza a besarte las piernas y poco a poco va subiendo por las piernas, no sólo con la boca, sino también con los dedos. Se trata de que vaya jugando, excitándote poco a poco hasta que no puedas aguantarlo más y tengas que abrir las piernas mucho, mucho, mucho.

Una vez llegado a la altura del sexo, me gusta que empiecen primero por encima de la ropa interior, mordiendo suavemente, primero por el clítoris, porque en realidad es lo que más me excita, al principio al menos, y luego ya sin ropa, lo que prefiero es que me acaricien con la lengua el clítoris de forma circular, eso esta muy bien. No me gusta que me introduzcan la lengua en la vagina hasta que no esté muy excitada, o sea, primero el clítoris y luego la vagina. Una vez estoy muy excitada sí me gusta que jueguen con mi vagina e incluso que me introduzcan un dedillo mientras me están chupando el clítoris.

Me gusta que además del clítoris y la vagina me laman un poco el ano para excitarme aún más y que no siempre sea la misma postura no siempre tienes por qué estar acostada, esta muy bien sentada encima de su cara, como un perro.

Ah! La nariz también ayuda cuando ya te están lamiendo la vagina, es decir, juguetear con la nariz introduciéndola en la vagina.

En cuanto a la fuerza, me gusta que empiecen muy suave y no muerdan ni laman, ni chupen muy fuerte hasta que no este muy excitada."

 

Magie

Empezar besando (chupando) desde el cuello y detrás de las orejas hasta bajar a la zona de la pelvis. Mejor si para un poco en dicha zona, ejerciendo un poco de presión en la misma.

Ir bajando poco a poco y chupar las zonas de unión entre la pierna y la vulva. Me parece mejor que chupar directamente y desde el principio la zona genital.

Después y en un principio lamer la vagina, y prefiero que sea todo de una vez y de arriba hacia abajo por todo el órgano (si es varias veces también está bien).

Prefiero iniciar estimulando el clítoris y no metiendo la lengua en la vagina.

Prefiero que se chupe el clítoris en movimientos circulares y cuando esté suficientemente húmedo no sólo jugar chupando con la lengua sino también (en el clítoris y adyacentes) tocar con los dedos.

Me gusta que al chupar, de vez en cuando, absorba con la boca como una ventosa.

Prefiero que cuando ya esté húmeda introduzca tanto la lengua como los dedos (mejor si primero es la lengua).

Creo que es importante que, mientras, no se olviden de que también tienes otras partes del cuerpo y que prefieres que sean acariciadas.

 

Lola

Yo prefiero que empiece por el cuello, besándolo y dando pequeños bocaditos, el recorrido ideal continuaría por los pechos bajando por la tripa y rodeando la zona genital sin llegar a tocarla, sigue besando entre las ingles y baja por una de la piernas, mientras con las manos sigue las huellas que los besos y lametazos han ido dejando por el cuerpo.

Está bajando por una de las piernas, y al llegar a la altura de las rodillas me gusta que pase a la otra pierna y empiece a subir por la parte interior de esta hacia la vulva. Una vez en los genitales, me encanta que jueguen, pasando de una ingle a la otra acercándose cada vez más a la vagina, sintiendo el aliento cerca de mi sexo.

El primer contacto con la vagina me gusta que sea un beso, luego lo idóneo es que abra los labios con las manos (porque si no, no se alcanza bien el clítoris) y de algunos lametazos de abajo a arriba que cubra desde la vagina hasta el clítoris. Ahora es turno de estimular los labios, me gusta que antes de chuparme directamente el clítoris pasen la lengua por los labios mayores alternando izquierda y derecha, aumentando progresivamente la velocidad.

Así, cuando la excitación empieza a ser alta, ya es hora de cercar el clítoris, rodeándolo con la lengua pero sin llegar a tocarlo del todo, hacer movimientos circulares y por fin empezar a acariciarlo con la punta de la lengua. Me encanta cuando la lengua endurecida pasa de arriba a abajo del clítoris muy poco a poco, para ir aumentando la velocidad ya sin endurecer la lengua, si se hace en el momento adecuado, es decir con toda la preparación anterior, ese movimiento rápido de lengua me vuelve loca. Eso si, me encanta que sin perder el ritmo de la estimulación del clítoris, las manos de mi amante no pierdan el tiempo sin hacer nada y sigan acariciándome los pechos y el costado.

En cuanto a la postura, la que yo prefiero es la habitual, es decir, yo acostada y mi pareja tumbada trabajándome el sexo. Sin embargo, reconozco que para un momento más salvaje es muy placentera una postura que vi en JADE, y es yo de pie y mi pareja arrodillada chupándome.

Se las recomiendo pero eso si, tengan la precaución de tener un punto al que agarrarse mientras están de pie porque el placer puede hacer que pierdan el equilibrio.

Eva

prefiero que empiece besándome la boca y el cuello mientras que poco a poco empieza a estimularme el clítoris con su dedo o incluso mejor si lo hace con la lengua de manera circular ya que me produce más placer o también con los dientes mordisqueando por los alrededores.

Hasta que no estoy plenamente excitada no me gusta que me introduzca el dedo ya que no me estimula lo suficiente.

También me gusta situarme encima de él y que me introduzca el dedo por el ano mientras me está besando el cuello, eso si tienen que ser el cuello, una manía."

 

Mariola

Antes de hacerme un cunnilingus, no me gusta que me besen en los labios, prefiero que empiecen besándome en los ojos, que pasen luego a las mejillas, el cuello y que se detengan a estimular muy muy bien mis orejas. Mordiscos, lametazos y sobre todo sentir el aire cálido que sale de la boca meterse en mis oídos.

Una vez mis oídos han dado buena cuenta de la excitación, es hora de que vaya bajando poco a poco al torso, no me gusta sentir que el recorrido de la lengua es predecible, me gustar sentir que es un trazo desigual y anárquico. Mientras la lengua juega por mis pechos, me encanta que la mano vaya explorando entre mis piernas para llegar luego a los genitales acariciando la superficie de la vagina en inicio y el clítoris después.

Mientras esto sucede, me gusta notar como la mano incita a la boca a que baje con urgencia y le sustituya en su tarea de estimular el clítoris, justo en este momento es cuando me encanta abrir las piernas para mostrar mi deseo de que sea ya la boca la que emprenda el camino. Con la boca, me gusta sentir como me succionan suavemente el clítoris.

Tras esto, es la lengua la que debe seguir, movimientos circulares en el clítoris y lametazos después incrementando poco a poco la velocidad de estos. Cuando la pareja se agota, me gusta sentir como descansa y de nuevo va incrementando poco a poco la velocidad de los lametazos. Al estar muy excitada, no puedo evitar coger su cabeza y seguir el ritmo de su lengua con mi mano.

 

Ellos

A continuación encontrarán una selección de testimonios de hombres heterosexuales, que nos cuentan con detalle como les gusta disfrutar del sexo oral. ¡Tomen nota!

Arturo

Mis primeras experiencias en el sexo oral, aunque gratificantes, no fueron todo lo buenas que hubiera deseado, ya que no llegue al orgasmo.

La inexperiencia, los nervios, me impidieron concentrarme en lo que estaba haciendo y desarrollar la fantasía que me había montado con éxito suficiente, como para lograr una excitación adecuada.

En sucesivas intentonas la cosa fue mejor. Logre relajarme lo suficiente, perder la vergüenza de tratar el sexo como lo que es: sexo (esto es, sin formalidad alguna y como mera expresión corporal), y logre grados de excitación mucho mayores.

No tengo ninguna preferencia de como me gusta que comience ella la felación,... o quizás si. Me gusta que empiece a tocarme el paquete por fuera del pantalón, mostrándose cada vez más excitada. Me excita mucho ver como ella se va poniendo cada vez más caliente mientras me toca, hasta el punto en el que la excitación que refleja ella sea tal que sienta la necesidad de desabrocharme los pantalones y amorrarse directamente "al pilón".

Lo que no me gusta es que me digan: "si te portas bien te haré una mamada", o "te voy a hacer una mamada". ¡No coño, eso no! Así se estropea todo, si te apetece chupármela, no me pidas permiso y demuéstralo. Pero no solo realizando la felación, lo que me gusta es ver en su cara que necesita hacérmelo, que se muere por hacerlo. Eso es lo que me pone cuando me hacen sexo oral, que te des cuenta de que piensan: "Te voy a destrozar la polla y me lo voy a comer todo".

Porque esa es otra, se supone que si estas haciendo algo que te excita, luego no vas a decir "no te corras en mi boca" ¿cómo que no me corra en tu boca?. Para mí, una buena mamada tiene que ser completa.

Creo que es importante que en una relación sexual te hagan sentir que eres lo más excitante que hay en este planeta, y que no pueden evitar follar contigo. Esto es todo.

 

Enrique

Por supuesto, lo primero sería calentar con besos y caricias. Después de jugar un poco, la posición más interesante sea, tal vez, el chico de pie y ella sentada en frente. Me gusta que se empiece suave sólo con la boca, mientras va acariciando el resto del cuerpo y alterna con besos y lametones en las ingles, nalgas, piernas y tripa.

Poco a poco vas excitándote más, en ese momento me encanta que mientras siga con la boca juegue con los testículos con la mano; después seguir con más fuerza y alternar las caricias en los testículos con lametones y empezar a coger con firmeza el pene por la base.

El final debería ser cogiendo la base del pene con una mano firmemente, con la otra acariciando los testículos suavemente y con la boca la parte del glande.

 

Sebastian

Cada vez que se habla de sexo oral me viene a la cabeza una chica que conocí en el verano del 99.

Esa chica me hizo la mejor felación de toda mi vida. Estábamos en la playa enrollándonos y cuando ya me había puesto suficientemente caliente llevó su mano a mi paquete y empezó a tocármelo, primero suavemente, luego con mas fuerza pero sin llegar a hacerme daño. Cuando me quise dar cuenta ya me había metido la mano en el pantalón, se arrodilló y sin mediar palabra me sacó el pene y se lo introdujo de una en la boca.

Ese gesto tan animal me excitó todavía más. Rápidamente se lo sacó de la boca y me lo comenzó a lamer por los lados, pero sin entretenerse demasiado, siempre se lo volvía a introducir en la boca y a mi era lo que mas me gustaba. De vez en cuando me pasaba la lengua por el glande con fuerza tres o cuatro veces y al ser la zona más sensible eso causaba una sensación parecida a un orgasmo. Durante la felación, ella de vez en cuando gemía un poco porque sabía que me excitaba mucho y decía cosas como "me gusta" o "que rica".

Al cabo de un rato yo no podía más y tuve que avisarle de que me iba a correr, pero en vez de parar, ella comenzó a chupar más rápido, yo intenté apartarla un par de veces pero ella se agarraba con más fuerza y entonces me corrí.

Entonces comenzó a tragárselo todo mientras me miraba, y posiblemente sea la imagen más excitante de toda mi vida.

Así fue para mí la felación perfecta

 

Raúl

Para mí, una felación, o como normalmente la llamamos, una mamada, es una de las cosas que más me gustan del sexo. Es algo especial que da igual cuando se realice, ya sea en el calentamiento, a mitad del acto sexual o para finalizarlo.

Algo muy excitante para mí, es por ejemplo que te hagan una mamada y tú estés vestido y al acabar no haya más sexo que ese.

Me gusta que me empiecen chupando el pecho y que se entretengan con uno de los pezones, luego que vaya bajando por la tripa, pero que no se detenga mucho aquí, porque sino las cosquillas pueden llegar a ser desagradables. A continuación debería bajar a la zona de los genitales y empezar pegando lametazos en el pene y los testículos, para cada vez más, entretenerse en el pene.

De los lametones ir pasando poco a poco a introducirse el pene en la boca y lama un poco el "capullo", succionando de vez en cuando. Una vez con el pene dentro de la boca, lo que me gusta es que siga chupando, con un ritmo cada vez más alegre, mientras se mete cada vez más el pene en la boca, a la vez que hace esto, lo suyo es que con la mano me acaricie los testículos.

De vez en cuando la mano debe ir al pene, para ir masturbándome al tiempo que chupa el "capullo", hasta que al final eyaculé.

Todo esto sin notar los dientes, claro.

 

Andrés

Me encanta el sexo oral, eso si, reconozco que no todas las chicas con las que he estado han sabido hacérmelo bien, he llegado incluso a desear que cesaran en el intento, la razón, pues que una mamada no es sólo ponerse el pene en la boca y listo, hay que saber hacerlo. Aunque supongo que como en todo, sobre gustos no hay nada escrito.

A mi me gusta que empiecen poco a poco, primero besándome el cuello, bajando por el pecho, dando algún que otro lametón en los pezones, pero sin pasarse que mucho tiempo me molesta. La idea es que el objetivo de los besos vaya estando cada vez más cerca de los genitales, pero antes de tocarlos las manos deben ir tocándome el torso para luego vagar por la zona interna de las piernas.

A continuación empezaría el juego con el pene, para mi lo mejor es cuando empieza ha darse suaves y rápidos besos por la base del pene y luego se roza con los labios, como de forma casual, la zona del glande. Ese jugueteo con el pene me excita muchísimo y empiezo a sentir como cada vez se me endurece más el miembro, hasta que tengo la sensación de que va a estallar, es en ese momento cuando la paz ha de llegar en forma de sensación placentera, por fin el pene entra en la boca y en ella encuentra una lengua que no cesa de deslizarse por todo él.

En esos momentos, las manos deben sujetar la base del pene, y acompañar los movimientos de la cabeza adelante y atrás. Hasta aquí genial, la perfección eso si, sólo se alcanza si cuando avisas de que llega la eyaculación, la persona se detiene, te mira a los ojos con tu pene en su boca y decide chupar ahora a un ritmo mayor.

Esta es mi felación ideal, aunque reconozco que esta muy bien, eso de estar besando a tu pareja, ambos vestidos, y que esta espontáneamente empiece a bajarte los pantalones y chupártela mientras sigues de pie, con la ropa puesta y los pantalones a la altura de los tobillos, esto tiene muchísimo morbo.

 

Oscar

La forma en la que me gusta que me hagan el sexo oral es la siguiente:

Me gusta que primero ella se acerque a mi sexo despacio, chupándome el cuello, el pecho, el ombligo, y una vez ha llegado que siga besándome despacito los testículos, la cara interna de los muslos y la base del pene.

Luego me excita mucho que me lama el pene de arriba abajo pero sin metérselo en la boca todavía, y que juegue con él (tanto con la lengua como con las manos). Me encanta que me de toquecitos con la lengua en el frenillo, y que se meta en la boca algún testículo.

Poco a poco, según me voy excitando, que se meta el glande en la boca de vez en cuando, mientras me sigue lamiendo el pene, hasta que al final se la meta entera en la boca (no tiene porque ser entera del todo) y me masturbe, ayudándose de las manos y con un ritmo primero muy lento y cada vez más rápido. Me encantaría poder eyacular en su boca, pero de momento no me han dejado, así que me corro fuera mientras ella sigue masturbándome con la mano.

 

 

Recomienda ésta página a un amigo
Todos los Campos son Obligatorios
Email de tu Amigo:
Nombre de tu Amigo:
Tu Nombre:
Reescribe el Código: 2422 <- Código de Seguridad

Página Principal  |  Contáctenos  | Aviso Legal sobre los Artículos  |  LoveStore Inn© Todos los Derechos Reservados